sábado, 5 de noviembre de 2016

Cómo superar el desafío 28 en el Perfect Dark

Buenas, como siempre en off-topic pues vamos a hablar un poquito de todo, de cualquier cosa que no tenga nada que ver con Android y por tanto no encaje en ninguna de las otras categorías.

Hoy vamos a hablar del desafío 28 del Perfect Dark, pero antes, para los que no lo sepáis os explicaremos un poco qué es (o era) el Perfect Dark.

El Perfect Dark fue un juego desarrollado por Rare en el año 2000 para la antigua Nintendo 64, era un shooter (o sea de disparos) y se consideraba como el sucesor espiritual del Goldeneye 007, desarrollado por Rare también para la misma consola un par de años antes. Muchos años más tarde salió una versión remasterizada para Xbox360, en la cual también funciona la estrategia que vamos a contar hoy.

El juego se hizo rápidamente famoso por sus avanzados gráficos para la época, por su divertido multijugador a 4 en pantalla partida que la N64 podía ofrecer gracias a sus 4 puertos para mandos, y a su modo historia. Una historia que mezclaba de manera genial conspiraciones, traiciones, infiltración, espionaje... ¡y hasta varias razas extraterrestres y viajes espaciales! en medio de un ambiente futurista lleno de artilugios del futuro, como coches voladores o armas que se transforman.

Pero aparte de eso, el juego, que era inmenso, también tenía un apartado de "desafíos", y a ahí queríamos llegar con esta intro xD. Los desafíos eran un menú aparte independiente de la historia y nos ofrecían diversos retos a ganar en partidas que es como si fueran partidas multijugador, pero contra simulantes. Había varios modos de juego, algunos muy clásicos como una simple batalla (ganabas si matabas a tu oponente más veces que él a ti en el tiempo límite), pero luego había otros que requerían de estrategia aparte de habilidades de pelea. Me refiero a modos como el de rey de la colina (debías dominar una zona del escenario) o alguno tan original como el de "hackear", que consistía en encontrar por el escenario un dispositivo que tenías luego que llevar al pc, que estaba en la otra punta del escenario; todo esto mientras intentabas evitar ser matado por los simulantes enemigos, claro.

Los primeros desafíos eran fáciles, con simulantes de un nivel muy bajo, pero a medida que ibas avanzando los desafíos siguientes eran más y más difíciles, teniendo que enfrentarte a simulantes con habilidades cada vez mayores, y teniendo que usar armas cada vez más incómodas de usar (como por ejemplo pistolas en vez de los típicos subfusiles).

El total de desafíos eran 30, y a partir del 25 más o menos creo que podemos decir que ya eran bastante dificilísimos, sin exagerar. Simulantes capaces de acertar tiros en la cabeza desde lo más lejos que podías verlos en la pantalla, capaces de matarte mientras corren hacia atrás y atacarte siempre antes de que tuvieras tiempo ni a reaccionar. Casi la única manera de superar estos últimos desafíos (salvo que fueses un dios jugando) era recurrir a técnicas algo "sucias", como por ejemplo intentar el mismo desafío mil veces y rezar para que en alguna de ellas hubieras logrado la primera sangre, y luego dedicarte a escapar todo el rato hasta ganar por tiempo. O la técnica de encerrarte en una esquina esperando a que los simulantes pasaran, o incluso aprovecharse de un glitch que había en la versión de N64 que permitía superar cualquier desafío sin dificultad si conectabas dos mandos e intercambiabas el controller pack en el momento preciso.

Pero aquí vais a aprender cómo superar el desafío 28 (el más difícil de todos) sin glitches ni trampas. Este desafío en cuestión consistía en vencer una partida de "rescata el maletín". Este modo consiste en que los dos equipos tenéis un maletín en vuestra base, y tenéis que robar el maletín del equipo contrario y llevarlo de vuelta a vuestra a base sin que el equipo contrario robe el tuyo; y gana el equipo que logre hacer eso más veces en el límite de tiempo. Por supuesto si robas el maletín enemigo y te matan de camino a tu base lo pierdes. El problema es que en este caso te enfrentas a dos simulantes de nivel máximo los cuales están programados para que uno se quede en su base defendiendo su maletín mientras el otro se dedica a correr a robarte el tuyo.

Bien, ya de por sí suena imposible pero lo mejor para entenderlo es probar a echar una partida. Acercarse al maletín enemigo es casi imposible por culpa del simulante que lo defiende (sí, el de los tiros a la cabeza a través del mapa...), y a su vez defender el tuyo se antoja casi imposible también porque el simulante que va a por él es capaz de matarte sin dejar de correr hacia atrás y sin dejarte reaccionar... por no hablar del tema de que no puedes estar en dos sitios a la vez xD. En fin ¿entonces cómo hacer? Pues atentos a la siguiente estrategia:

Lo primero, es reconocer que es casi IMPOSIBLE. Teniendo eso en nuestra mente, no nos frustaremos cada vez que fallemos. Lo segundo, es estar mentalizados para intentarlo MILES de veces. Bien, con estos dos puntos claros, la victoria estará más cerca. Hay que dejar claro que aunque sigáis esta guía, el desafío sigue siendo DIFICILÍSIMO, pero al menos os ayuda a que si antes había un... no sé, un 0.0001% de posibilidades de lograrlo, ahora al menos haya un 0.01%. Siguen siendo muy pocas, pero pocas son más que ninguna, y eso quiere decir que intentándolo muchas veces se acaba consiguiendo.

Ah, hay que añadir que en esta fase no hay escudos. Esto es malo y bueno a la vez, por varias razones que ya iremos explicando. Lo primero que haremos será intentar hacer un punto. Para ello hay que coger el maletín enemigo y volver corriendo a nuestra base, todo eso antes de que el equipo enemigo haga lo mismo, para así poder ponernos con 1-0 en el marcador. Bien, la inmensa mayoría de las veces moriréis nada más pisar la base enemiga (por culpa del tío de los disparos en la cabeza); cuando eso pase no perdáis más el tiempo y reiniciar ya el desafío y volvedlo a intentar. Así una y otra vez hasta que en un intento determinado, por un alineamiento de los astros cojamos el maletín enemigo, ya sea porque el simulante falló un disparo, porque logramos salir de la base antes de que nuestra vida llegase a cero, o por lo que sea. (Este es uno de los momentos en los que la falta de escudos nos perjudica; si tuviésemos uno sería más fácil salir con vida de su base).

Ahora la siguiente parte del plan es encontrarnos con el otro simulante de camino a nuestra base, para matarlo y que suelte nuestro maletín que, por si no os habíais dado cuenta, a estas alturas ya lo tendrá, ya que va a por él a la vez que nosotros vamos a por el del enemigo. Matar a este simulante no será nada sencillo, pero lo lograremos eventualmente tras miles de intentos por algún azar del destino.

Hecho eso, sólo nos faltará llegar hasta la base y poner el 1-0 en el marcador. ¡La primera parte de nuestra estrategia ya está hecha! Ahora falta la segunda, en la que nos aprovecharemos de todas las ventajas que tiene el hecho de no haber escudos. Debemos quedarnos en nuestra base y aguantar hasta el final del tiempo (10 minutos) matando todas las veces que venga al simulante que corre. COMO NO HAY ESCUDOS podemos lograrlo relativamente fácil, y la desventaja de ser 1 contra 2 desaparece porque EL OTRO SIMULANTE SEGUIRÁ EN SU BASE TODO EL RATO. Hecho eso, y pasados los 10 minutos, ¡enhorabuena! Has superado el evento más difícil del juego (y casi de todos los videojuegos) sin trampas y por ti mismo.

2 comentarios: